Wabi Sabi Y Hansei

Wabi sabi y hensei

Dos conceptos japoneses clave para conquistar tus metas.

¿Te ha pasado que por más que intentas sientes que no avanzas? Cuando perseguimos nuestras metas, muchas veces, nos sentimos estancados, agotados, inmersos en una cotidianidad tan densa que nos es imposible salir de la rutina para cumplir con nuestros objetivos, esto no es de extrañar, ya que en la mayoría de los casos ni siquiera hemos podido cumplir con nuestros propósitos de cada día, por ende, mucho menos con lo que nos proponemos a largo plazo; ocasionando que, para la mayoría, tirar la toalla sea menos doloroso que soportar el constante estrés, la ansiedad, el enojo y la depresión que provoca fallar constantemente.

Para dejar más claro este punto y apoyarte a alcanzar tus metas de manera efectiva realizamos una entrevista a la empresaria, escritora y conferencista Karla Taira, hija de padre peruano, madre mexicana y abuelos japoneses y quien, gracias a su mezcla cultural ha desarrollado la habilidad de ver el mundo desde diferentes ángulos. Escritora del libro ‘Superwoman por fuera, súper cansada por dentro’, con el cual, pese a estar dirigido a mujeres multifacéticas, los hombres también pueden identificarse, ya que en él se habla de 7 pasos para conectar con uno mismo, tomar el control, vivir en equilibrio y ser felices.

Karla Taira nos comparte que creó el libro pensando en mujeres multifuncionales, quienes buscan cumplir con diversas actividades al mismo tiempo, algunas veces por el gusto de tener el control, de sentirse poderosas, de saberse capaces, pero muchas otras veces por el papel que la misma sociedad les exige, ser mujeres atractivas, madres perfectas, profesionistas exitosas, buenas esposas; y por si fuera poco, como nos comparte Taira, “no basta con hacer las cosas bien, sino que las queremos hacer excelentes, y, en otras ocasiones, todavía peor, perfecto, aunque lo perfecto no existe”.

Pero si la perfección no existe ¿cómo podemos hacer frente a nuestras propias expectativas para poder estructurar un plan de acción que nos permita construir y conquistar nuestras metas?

Taira nos comparte un término japonés wabi sabi, el cual hace referencia a la perfección de lo imperfecto, porque lo perfecto no existe. ¿Qué sucede cuando queremos ser perfectos en todo?, vivimos estresados e infelices y todo esto, en la mayoría de los casos, nos pasa cuando hacemos algo que se nos exige, algo que en realidad no nos apasiona, por ejemplo, si te obligan a estudiar una carrera que no quieres o no te gusta tu trabajo pero necesitas el dinero; atender estos deseos, que son ajenos a lo que en realidad queremos, nos obliga a aplazar nuestras metas e incluso olvidarlas; es entonces cuando perdemos nuestro rumbo, nuestra razón de ser, así como dice Taira “a veces no nos damos cuenta a dónde vamos, simplemente vivimos en el día a día, nos quedamos atrapadas en la cotidianidad, y no solo eso, sino que de repente nos volteamos a ver, después de un tiempo, a veces son meses, a veces son años y a veces son muchos años; en los que no entendemos quién es esa persona que se refleja del otro lado del espejo”; “siempre es bueno hacer un alto y analizar qué se está sintiendo en este momento, (amor, ilusión, tristeza, agobio) e identificar si esos sueños que tenías, eso que dijiste: yo cuando sea grande voy a ser, aún está ahí o si te has convertido en otra persona”.

Volver a conectar contigo es muy importante, para eso debes analizar qué es lo que en realidad quieres hasta tener total claridad, saber a dónde vas, qué debes llevar, qué quieres lograr y en cuánto tiempo; de esta manera podrás estructurar tus objetivos.

“Hay metas que no puedes lograr de un día para otro, pero sí puedes, esa gran meta que tienes a largo plazo, detallarla para que cada día y con cada acción, te vayas encaminado a eso que quieres lograr”.

Para llevar a la práctica todo esto Taira nos sugiere tener congruencia.

“Muchas veces eso que piensas no es lo que dices y mucho menos lo que haces, pero cuando te tomas un momento para hacer introspección y para empezar construyendo para ti cada día, de manera independiente a todos los roles que tienes con los demás, es así como vas a estar en contacto contigo y entonces vas a estar consciente de hacia dónde vas.

Una vez que domines esto ni te darás cuenta cómo lo llevas a cabo. Muchas veces las personas adjudican la responsabilidad de su felicidad a otras personas, porque quieren dejar esa responsabilidad en alguien más; en cambio, cuando lo abrazas y te das cuenta que eso es de ti para ti, que tú lo construyes, entonces vas a poder hacer, de manera consciente, todo eso que necesitas para conquistar tus objetivos y así vas a poder fluir en este viaje que es la vida”.

Otro punto clave que esta gran escritora nos comparte es que al momento de cumplir con nuestras metas se debe tener en mente la importancia de cómo tomamos las situaciones; “siempre habrá personas o momentos que tocan ciertos botones en nuestra vida, por ejemplo, cuando nos encontramos en un excelente momento, estamos enamorados, nos va bien en el trabajo, todo se acomoda de manera increíble, incluso si recibimos una mala noticia nos la tomamos de la mejor manera, por el contrario, si esa misma noticia nos la dan cuando estamos deprimidos o no tenemos trabajo, podemos reaccionar de manera negativa. Podemos tomar una misma situación de diferentes maneras, lo importante es cómo abrazas la situación y la óptica que tienes ante la vida”.

¿Qué pasa si, después de poner mucho esfuerzo, te das cuenta que eso que creías que querías ya no es lo que deseas? ¿qué haces para no entrar en depresión? “la vida no tiene que ser perfecta, tampoco es algo que puedas moldear como tú quieres porque hay muchos factores que salen de tus manos, entonces, cuando te das cuenta que ese camino no te lleva a la casita que quieres llegar, siempre es un buen momento para detenerse y cambiar de rumbo. Si te derrumbas, si te sientes mal, es parte del proceso, no te lo puedes brincar, es lo que sientes. Cuando evades tus emociones lo que haces es que las guardas en un baúl, pero ¿qué crees?, se manifiestan de alguna forma, tú crees que se evaporan, que se las lleva el viento, definitivamente no, todo eso que te guardas se manifiesta en el achaque, en el dolor de la rodilla, en el kilito de más, en el dolor de cabeza, en la amargura”.

“Hay una frase japonesa que dice que la gente tiene la cara que se merece después de los cuarenta, porque ya se te ve manifestado todo aquello padre y no padre que has vivido. Entonces, lo que yo en realidad aconsejo, es que la vida la abraces como viene, con lo bueno y con lo malo y cuando se trata de llorar pues llora bien fuerte y cuando de repente estás derrotada, afirmar

Es aquí donde nos menciona la frase en japonés Hansei que nos invita a reflexionar sobre quedarnos con lo bueno y aprender de cada situación sea buena o mala.

Por otro lado, Karla nos comparte que no es para nada amiga de procrastinar. En lugar de ello sugiere que delimitemos muy bien nuestras prioridades, “puedes tener 55 metas en tu vida, pero si puedes identificar qué es lo que deseas hacer prioritariamente y a eso que es prioritario definir, cuándo lo quieres lograr, por qué lo quieres lograr, para qué lo quieres lograr, qué tienes que hacer para lograrlo ¿por qué procrastinar?”.

Muchas veces prolongamos porque no nos sentimos capaces de hacer algo, por miedo, por desidia, por flojera, porque pensamos que vamos a ser más felices cuando crezcamos o cuando compremos nuestra propia casa. Entonces dejamos la responsabilidad en muchas otras variables que no están en nosotros.

“Cuando postergas estás perdiendo la oportunidad de tener algo maravilloso o igual y esa idea potencial que tienes se queda en el tintero y a alguien más se le ocurre, alguien que sí se pondrá en marcha; entonces mi consejo sería”

Identifica, de todas esas cosas que vas a llevar a cabo, ¿qué vas a hacer de manera inmediata?

Aterriza cada meta, escríbela. No postergues. 3

Para cumplir nuestras metas Taira nos presenta a un personaje de marca Taira chan & friends que se llama Maruda, quien es un simbolismo de nuestras metas que tenemos que alcanzar y quien siempre nos mantiene al tanto de hacia dónde queremos llegar y cuándo. Porque uno puede tener una meta sin establecer en qué fecha se quiere lograr y eso da pie a que nos tardemos

mucho en conquistarla, pero el hecho de que tengas tu compromiso tangible hace que encamines todos tus esfuerzos a cumplirla. “A este personaje le pintas un ojo cuando te propones una meta y el otro hasta que la cumples, así es que si lo ves tuerto es que tienes un compromiso pendiente contigo”, además ayuda mucho ya que cuando no has cumplido una meta todo el mundo puede saberlo al ver que aún le falta un ojo. Es momento de abrocharse el cinturón, poner en práctica todos los consejos de Karla Taira, aprovechar los recursos que nos ha compartido y prepararse para despegar y conquistar nuestras metas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Inscribete para recibir el siguiente Artículo