Visión de Negocio: El poder de un presupuesto alineado a objetivos

Generar un presupuesto es fundamental para todas las empresas. Se trata de una valiosa herramienta que nos sirve para hacer un cálculo anticipado de los ingresos y egresos previstos en un determinado periodo de tiempo y se desarrolla a partir de un factor crucial: la visión que tengas de tu negocio.

La visión es la declaración que indica hacia dónde se dirige una empresa, manifestando en qué pretende convertirse a largo plazo. Con ella se formula una “imagen ideal” del negocio a futuro, que sirve como fuente de inspiración para que todos los miembros del equipo trabajen alineados a un objetivo común.

Tener una visión clara y bien definida nos ayudará a:

  • Generar un presupuesto (con una proyección no menor a 5 años).
  • Elaborar una efectiva planeación estratégica.
  • Desarrollar los planes de acción necesarios (por departamento) para cumplir con los objetivos.

 

Como vemos en el primer punto, con una visión podremos armar un presupuesto que nos ayudará a:

  • Mantener enfocada a la empresa.
  • Tener objetivos y metas claras.
  • Lograr que exista una cooperación entre todos los departamentos de la empresa.
  • Discernir entre todo aquello que no aporte al cumplimiento de la visión, de manera que (por ejemplo) evitemos realizar gastos innecesarios.
  • Medir el progreso y los avances del negocio (o si no se están cumpliendo, hacer los ajustes necesarios).
  • Impulsar la motivación y el reto de mejora continua entre los colaboradores.

 

En la creación de un presupuesto se involucran diversas áreas según el objetivo que la empresa desee cumplir. Por ejemplo: Mientras que para la cadena de supermercados Wal-Mart es importante invertir los próximos 5 años en terrenos, edificios, anaqueles, controles de inventarios y camiones de carga, para la empresa Apple será prioridad invertir en sus departamentos de innovación, investigación de mercados, diseño y producción. Las áreas que se vayan a incluir en el ejercicio dependen del rubro y los objetivos particulares de cada negocio, por lo que los presupuestos van cambiando con el transcurso del tiempo, basados en las necesidades que surjan mientras se desarrollan.

A pesar de su gran importancia, todavía es común encontrar a empresas que no realizan presupuestos para su gestión o que los generan de forma incorrecta.

Algunos errores que hay que evitar, son:

  • Presupuestar en función del pasado.
  • Asumir que los colaboradores saben perfectamente cómo crear un presupuesto, solo porque son profesionistas.
  • No realizar una planeación estratégica basada en la visión del negocio.
  • Presupuestar sólo para sobrevivir y no para crecer.

 

Desarrollar el presupuesto a partir de tu visión te permitirá que todas las acciones que se lleven a cabo en la empresa se alineen a un objetivo en común. Recuerda siempre que en tu negocio no debe haber ningún día de casualidad, sólo días de progreso. Y tú, ¿ya sabes dónde estará tu empresa en los próximos 10 años?

One Response

  1. Eso de los “errores a evitar” es muy bueno de recordarlo a la hora que se le solicite a los diversos departamentos la creación su archivo presupuestal anual, pues, como bien comentan, no por tener buen personal en los diversos departamentos significa que sepan todos hacer diseñar presupuestos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Inscribete para recibir el siguiente Artículo